Loading...
Loading...

INFO

viernes, 2 de enero de 2015

LOS 4 PRINCIPIOS DEL WING CHUN

 LOS 4 PRINCIPIOS DEL WING CHUN
Psic. José Manuel Bezanilla PhD.

Quiero comentarles que a pesar de que tengo más de 35 años practicando Artes Marciales, me inicie y desarrolle fundamentalmente dentro los estilos Japoneses; inicie con el Karate Do, simultáneamente practicando Aikido y un poco de Wu Shu Kung Fu, posteriormente dejé el Karate y me inicie en la práctica del Nippon Kempo bajo la tutela del Shihan Tsunanori Sakakura, fundador de este Arte Marcial en México; practicando paralelamente Judo Kodokan con el Shihan Jorge Ito.

Fue durante mi adolescencia que tuve mi primer contacto con el Wing Chun, mediante el Profesor Gerónimo García; habiendo quedado fascinado por él, intrigado por su peculiar y efectiva forma de defender y atacar simultáneamente, abriéndose siempre paso ante los ataques e inutilizando cualquier defenza.

Fue en el año 2008, cuando al separarme del Mtro. Sakakura, pude iniciar mi entrenamiento de manera formal del Wing Chun, iniciando con el Sifu Ricardo López, para posteriormente desde el año 2012, ser aceptado como aprendiz del Maestro José Wong y guiado por mi hermano mayor Admunsen Eguia Liz Pérez.

Mi primera impresión de este estilo suave e interno de origen Chino, estaba ciertamente muy alejada de lo que es su real potencial, y estoy seguro que aun mi visión es sumamente limitada al ser yo un aprendiz principiante.

Pero entonces cabe la pregunta ¿porque si eres un aprendiz te atreves a escribir sobre este estilo? La respuesta que me doy tiene varias acepciones; en primera instancia, me reconozco como un principiante dentro del Wing Chun, pero no así dentro del estudio de las Artes Marciales, a las que he dedicado mi vida, además de que por recomendación de mi Maestro, he revisado algunos textos especializados, por lo que me he dado cuenta que a pesar de su simpleza, el Wing Chun es un sistema sumamente complejo y soportado en un articulado conjunto de conceptos y principios teóricos que deben tenerse en mente siempre que se entrena, hasta que estos pasen del proceso intelectual al corporal; transformando no solamente la postura y movimiento corporal del practicante; sino que para poder desarrollar al máximo el potencial del sistema, estos deben penetrar la personalidad, transformado a la persona desde sus bases psíquicas, físicas y emocionales.

Y como último punto es que tengo formación científica dentro de las ciencias sociales y la psicología, habiendo publicado previamente diversos trabajos científicos, por lo que mi proceso de aprendizaje y comprensión de la información es mediante la reflexión y elaboración teórica, lo que inevitablemente me lleva a la escritura.

En ningún momento pretendo que estas líneas y las subsecuentes en el presente Blog, sean un tratado acabado sobre el Wing Chun, más bien son un ejercicio de reflexión y elaboración sobre la información que estado revisando en los textos sugeridos por mi Maestro, intentando conjuntarlos con el aprendizaje práctico a partir del entrenamiento y lecciones recibidas.

En primera instancia quiero reflexionar sobre los principios sobre los que se sostiene toda la estructura del Wing Chun, mismos que deben en primera instancia conocerse, comprenderse y ponerse en acción de manera libre y simultanea para que se desarrolle al máximo y de manera correcta el sistema.

Primordialmente se dice que la mejor manera de luchar es mantener la mayor eficiencia posible en el uso del tiempo (timing), el movimiento y la energía; esta eficiencia se logra a partir de los siguientes principios.

1. Economía de movimiento: en una situación de combate, el sujeto no debe moverse más de lo necesario, pretendiendo seguir la línea recta siempre que esto ea posible; entendiendo que el camino recto siempre es el más corto.

Si retomamos lo dicho por lo antiguos maestros de las artes marciales, para que el estudiante llegue a un nivel superior en su técnica, es necesario que tanto la posición como la actitud de combate sean la de todos los días; y que tanto la postura y la actitud de todos los días, sean las de combate. Esta idea es sumamente profunda y se pude abordar de diversas maneras; es este caso, me referiré a cómo es que los elementos del Sistema Wing Chun, han ideo permeando mi vida cotidiana.

En el caso de este principio, es fundamental que conforme se va avanzando en la práctica y el aprendizaje, la persona vaya adquiriendo un mayor control obre su cuerpo, permitiéndole tener un comportamiento depurado de movimientos innecesarios, por lo que alcanzará sus metas con un menor desgaste.

2. Economía de Tiempo: Las acciones que se realicen no deben tomas más tiempo del necesario, ya que la línea recta es el camino más rápido. A partir de la comprensión y apropiación de este principio, el sujeto será mucho más eficiente en la realización de sus tareas cotidianas, ya que tendrá la capacidad de eliminar actividades y procesos que le resulten innecesarios para la realización de sus actividades optimizando el uso de su tiempo.

3. Economía de energía: No utilizar más energía de la necesaria, esto se logra a partir de un arduo y dedicado trabajo de conjunción de los dos principios anteriores, además de implicar el uso correcto de las técnicas, en particular aquellas diseñadas para disipar, disolver y liberar la fuerza entrante. Esto es fundamental entenderlo en el momento de aplicar el Wing Chun, ya que para contrarrestar un ataque que viene con mucha fuerza, es necesario emplear la cantidad de energía necesaria para derrotar ese ataque, dado que atacar con fuerza en el momento equivocado implica un uso innecesario de energía, ya que es más económico emplear la puerta que tratar de atravesar una pared, aunque la pared puede ser la ruta más corta.

4. Equilibrar las fuerzas opuestas: Es fundamental que el practicante de Wing Chun, se enfoque en trabajar por el desarrollo equilibrado de estos principios, para que en todas las situaciones a las que se enfrente, pueda desarrollar una solución integral lo más económicamente posible, a la velocidad adecuada, tomando la ruta más corta y empleando el cúmulo de energía necesaria; ni más ni menos.

REFERENCIA:

Belanoha, W. (2006) “The Wing Chun Compendium Volume 1” Blue Snake Books; Berkeley, California.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Loading...