Loading...
Loading...

INFO

jueves, 8 de enero de 2015

WING CHUN EL CONCEPTO DE “TIMING” (MOMENTO)

WING CHUN EL CONCEPTO DE “TIMING” (MOMENTO)

Psic. José Manuel Bezanilla PhD.

He escuchado a mi Maestro (Sifu José Wong) señalar que nuestro Wing Chun es suave, que hay que enfocarnos en la sensibilidad y fluidez, tratando de evitar a toda costa el choque o la fricción durante el desarrollo de las técnicas; ideas que concuerdan con lo dicho por Belanoha con relación a que “En Wing Chun el tiempo lo es todo”.

El “Timing”, tiempo, tempo o momento, es otro de los conceptos en los que tenemos que concentrarnos durante nuestra práctica, para desarrollar al máximo nuestro Wing Chun y por ende nuestra vida.

Señala Belanoha, que sin el tiempo adecuado, la aplicación y desarrollo del Wing Chun será deficiente, poco eficaz o incluso inútil; de ahí que el correcto manejo de este, sea fundamental para redirigir los ataques provenientes del contrincante, utilizando un mínimo de fuerza y energía.

El manejo adecuado del “timing”, conjuntamente con una buena aplicación técnica, son la manera para disipar grandes cantidades de fuerza, empleando pequeños cuantums de energía; considerando que la utilización conjunta de estos dos elementos, proveen los medios para alcanzar el éxito, no solo en una confrontación, sino en todas aquellas actividaades que emprendamos en nuestra vida.

Cada una de las técnicas que ejecutamos se desempeñan de un modo particular, de ahí que la mano siga un camino determinado, igualmente el codo y ambos se articulan con el resto del cuerpo; por lo que este desempeño resultarían mediocres sin un adecuado manejo del momento. Un desarrollo técnico medianamente bueno realizado fuera de tiempo, puede derrotar a un oponente promedio; pero de ninguna manera resultará eficaz ante alguien que tenga habilidad y conocimientos de combate.

El Wing Chun es tan bueno en su estructura técnica, que incluso cuando es mal realizado puede ser suficiente para derrotar a un contrincante promedio o lego, pero sería muy triste pensar que un estudiante serio de las artes marciales, aspire a tal nivel de mediocridad, ya que si así fuera, este no sería más allá de un simple peleador y de ninguna manera podría considerársele un guerrero; ya que uno de los elementos constituyentes del camino, es la búsqueda de perfección en todas las actividades que se realicen (en trabajos posteriores profundizaremos en este tema).

Dentro del entrenamiento del Wing Chun, el concepto de tiempo es uno de los primeros que se aprenden dentro de los ejercicios en parejas y de aplicación; pensemos en el ejercicio de “paak sao”, en el que el practicante, debe desviar el ataque frontal que su compañero lanza hacia su línea central; siendo que la clave para la aplicación correcta esté en el tiempo. Este simple ejercicio básico, nos muestra la profundidad de las raíces taoistas de este arte marcial, ya que desde aquí, se puede apreciar cómo es que cada técnica y situación, tienen un ciclo de vida, y se encuentran sujetas a las leyes del “yin yang” en permanente mutación. De ahí que el objetivo, sea afrontar el ataque cuando este está naciendo y aún es pequeño y fácil de manejar o canalizar acompañándolo en su proceso de desarrollo.

Cuando nos enfrentamos a un ataque, este llevará una gran cantidad de energía una ves que ha alcanzado su punto máximo de desarrollo o ha madurado; lo mejor ante una situación como esta, es no estar ahí, ya que sería un error que nos expone a una lesión o a ser derrotado el pretender actuar en estos momentos, en cambio si actuamos cuando el ataque es joven y aún no lleva toda su energía, tendremos más posibilidades de re-dirigirlo o dispersarlo.

Un error que frecuentemente cometemos, es pensar que el adecuado uso del tiempo, significa ser más rápido, o que debemos detener un movimiento del contrincante antes de que este comience o incluso lo impidamos del todo; estos enfoques, solo generarán que nuestra ejecución sean precipitadas y nerviosas, lo que propiciará vicios que desviarán nuestro crecimiento posterior e impedirán nuestro desarrollo técnico pleno.

REFERENCIA:

Belanoha, W. (2006) “The Wing Chun Compendium Volume 1” Blue Snake Books; Berkeley, California.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Loading...