Loading...
Loading...

INFO

martes, 6 de enero de 2015

WING CHUN "EL CONCEPTO DE LA LÍNEA CENTRAL"

EL CONCEPTO DE LA LÍNEA CENTRAL

Psic. José Manuel Bezanilla PhD.

El Wing Chun un Arte Marcial interno, que privilegia la suavidad sobre la dureza, la fluidez sobre la resistencia y la sencillez sobre la dificultad, de ahí que en todo momento se le de prioridad al ataque y control de la línea media del contrincante. El presente trabajo presenta una breve reflexión de este concepto tanto dentro de la práctica marcial, cómo en la vida cotidiana.

El concepto de la “línea central”, es central y fundamental dentro del sistema del Wing Chun, al grado que como menciona Belanoha, no es de extrañar que este haya sido objeto de múltiples análisis y discusiones dentro de la literatura y entre los diversos Maestros.

Consideramos que la línea central en el cuerpo, se encuentra partiendo del eje vertical de rotación, considerando la línea recta vertical que corre por el centro del cuerpo; también existe una línea recta horizontal que conecta las lineas centrales de dos personas, entendiendo que todos los ataquen en Wing Chun, se originan en la línea central de la persona, siguen un camino recto para impactar la línea central del oponente; este camino que conecta las líneas centrales de los oponentes, es conocida como la “línea de ataque”.

En el encuentro e interacción entre dos cuerpos, siempre se establece una relación entre ambos que da lugar a un número de diversas posibilidades que pueden surgir en el contexto de la relación, de ahí que todos los ataques realizados por el practicante de Wing Chun, apuntan siempre a la línea media del oponente, a la “línea central”.

El cuerpo humano es un objeto dinámico, que por principio de autocuidado y ahorro de energía, buscará acomodarse a la situación que le implique un menor desgaste, por lo que si es empujado desde la derecha, de manera natural girará en esta dirección, reduciendo el cúmulo de fuerza que recibe y puede absorber; por lo que si una determinada cantidad de fuerza, se acerca directamente al eje de rotación (línea central) del cuerpo, este tendrá que recibir y absorber el impacto total de esta.

La línea central de una prona, no cambia con base en la dirección o posición en que esta se encuentre, ya que su eje de rotación siempre es el mismo; por lo que en el momento de un ataque, lo que puede variar, es la parte del cuerpo a ser golpeada con relación a la posición relativa del oponente.

De ahí la expresión que reza “Wing Chun debe atacar la línea central”; es decir, que siempre se debe atacar de manera recta y directa desde mi línea central a la de mi oponente. Es por esto, que si lo que se quiere es ganar un encuentro o una confrontación, el artista marcial, debe ocupar y controlar la “línea central”, riendo que si esto se logra a cabalmente, el oponente no tendrá ninguna oportunidad de defenderse de un ataque directo.

Otra forma de abordar el concepto de “línea central”, es el que se relaciona con nuestro hacer y estar en el mundo, particularmente en lo relacionado a nuestras relaciones interpersonles y resolución de conflictos.

Pienso que si una persona es un practicante serio de artes marciales y un verdadero estudiante del sendero, hará todo lo que esté a su alcance para abstraer de las sesiones de práctica las enseñanzas se su estilo y Maestro, para aplicarlas paulatinamente conforme va avanzando a todas las esferas de su vida.

Con relación a la “línea central”, es fundamental que en cada situación en que nos encontremos, encontremos el punto de sustento o “eje de rotación” particular, lo que nos permitirá tener una amplia y profunda comprensión de esta, para de ahí posicionarnos sólidamente con base en nuestra estructura y abordarla en una línea recta, aplicando los principios de economía de movimiento, tiempo energía y equilibrio.

REFERENCIA:

Belanoha, W. (2006) “The Wing Chun Compendium Volume 1” Blue Snake Books; Berkeley, California.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Loading...